¡Todo por una Certeza!

Nunca aprendí tanto sobre funcionamiento organizacional como cuando conocí y viví la mecánica de funcionamiento de la Fundación Espartanos. Allí las visitas al Penal se dan los martes a las 09:30 hs para el entrenamiento de rugby y los viernes 09:30 hs para el rezo del Rosario. Estas son certezas que resisten lluvias, granizos, calor, vacaciones, feriados y muchas cosas más. Saber si se hace o no, no es necesario, simplemente se hace, el horario no se mueve, no hay que avisar (si uno está registrado). Esta cualidad se traduce en una eficiencia organizativa inmensa, ya que no hay llamados de re confirmación, no hay dudas sobre que va a suceder o quien va a conducir la actividad, simplemente sucede. Esta convicción invita a uno a participar y además a hacerse cargo que va por que quiere, bajo su propia responsabilidad y elección. Cuando me encuentro dando vueltas organizativas, en el mundo corporativo siempre traigo a mi cabeza esta experiencia para buscar… ¿dónde está la certeza?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario