¡Dar lo mejor de mí!

A través de la Escuela de Coaching de Lidia Muradep conocí la realización de los llamados “centramientos”, así le llaman a una breve meditación (es una técnica guiada de respiración consciente), previo a los encuentros. En esa experiencia descubrí el inmenso valor de tomarme un minuto antes de empezar una reunion, para bajar un cambio, para sacarme las cosas que traía a cuestas y, sobre todo, para centrarme en pos de mis prioridades . Una vez que conocí los centramientos sucedió algo que me sorprendió, empecé a darme cuenta que iba a las reuniones laborales apurado, con el tiempo justo, estacionando y casi entrando del auto a la reunión. Empecé a comprobar que mi entrega, mi rendimiento estaba muy lejos de alcanzar el máximo de mis posibilidades, luego comencé a probar antes de cada encuentro, un centramiento en forma personal, y noté como mi presencia, mi claridad de pensamiento, mi tranquilidad para poder conectar con el otro y poder resolver o salir de situaciones y preguntas difíciles, era mucha más alta y se acercaba al máximo de lo que yo podía dar. Hoy no entro a una reunión, de cualquier índole, sin realizar un centramiento.

https://www.linkedin.com/feed/update/urn:li:activity:6469277304106348544

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario