Amar el error

Amar el error en el camino hacia la incorporación del nuevo hábito. Entendiendo que para incorporar un nuevo hábito, la concientización, la visualización y la repetición son nuestras principales herramientas. Me lleva a pensar que la vieja idea de que alguien pueda cambiar algo por el simple hecho de habérselo dicho (de buena o mala manera) suena como una utopía. La vuelta al viejo hábito es más que comprensible, y si pudiéramos ver esa “vuelta” atrás como parte del proceso y no como un error, tendríamos una gran herramienta a nuestro favor. Nuestra mirada sobre el hecho es lo que puede hacer la gran diferencia. Tomar conciencia de esto nos puede dar la llave para ayudarnos y ayudar a otro en los procesos de aprendizaje. Y por qué no a dar más palmadas en la espalda y menos retos o enojos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario